Seleccionar página

San José de Calasanz nos dejó pocas indicaciones para el ejercicio de la Oración Continua, pero tenemos clara conciencia del afecto  preferencial que siempre mantuvo el Santo hacia la Oración de los pequeños.

Hoy visita nuestro blog nuestro General P. Pedro Aguado y nos dirige un valioso mensaje en cuanto sucesor de Nuestro Santo Padre. Os proponemos escucharlo desde algunas actitudes:

  1. En la acogida filial de su mensaje. San José de Calasanz, con su testimonio de vida y con sus palabras, suscita en nosotros esa actitud de escucha propia de quienes se dejan guiar por el espíritu divino. Hoy, también podemos escuchar su Palabra como un mensaje De Dios para todos aquellos que deseamos acompañar la oración de los niños desde el carisma calasancio.
  2. Con un alma de niño. En nuestra comunicación con los niños, nos cautiva la sencillez e inocencia con que nos escuchan y acogen nuestra palabra. También nosotros podemos acoger su Palabra con la humildad y verdad de personas que deseamos vivir en la presencia De Dios
  3. En la búsqueda creativa de iniciativas, dinámicas y propuestas de Oración que vayan transformando nuestras escuelas en espacios  de respeto, escucha y amor mutuo en el que el otro se sienta reconocido como hermano e hijo De Dios

Os dejamos con su mensaje.