Seleccionar página

En nuestro camino hacia la Pascua, el silencio y sosiego de cuerpo y espíritu nos han abierto e iluminado la misericordia que el Padre tiene con toda la humanidad. Llegados a la Semana Santa, les dejamos a los niños con Jesús el protagonismo. En su sencillez y simplicidad, su testimonio nos acompañará en el misterio de donación, muerte y resurrección del Señor Jesús.

Feliz Pascua de Resurrección.